lunes, 16 de noviembre de 2015

Un Domingo para olvidar...


Muy buenas runners.

Ayer Domingo era un día especial para mí, se celebraba la carrera popular Sant Martí 10k. Para los lectores que no sean de Barcelona, Sant Martí es un distrito de Barcelona, mi barrio de toda la vida.
Si bien es cierto que la semana pasada no pude entrenar como es debido por problemas de salud, eso no me frenó para inscribirme en la carrera e intentar mejorar MMP. Pese a que no estaba en plenitud física, confiaba en que mis conocimientos sobre el recorrido compensasen ese déficit. Conocía cada curva, cada pendiente, cada calle...

Desde que he comenzado la Liga Challengue 10k barcelonesa he batido en cada carrera MMP, ¡en cada carrera! Sabía que en alguna carrera me estancaría, pero me resultó muy doloroso "estancarme" en la carrera que presuntamente iba a resultarme más cómoda.

Acabé la carrera en 42'58" cuando tengo mi marca en 42'24".

Mi pareja me dice que no me torture, que un mal Domingo lo tiene cualquiera y más cuando he estado enfermo...pero no soy de excusas fáciles. Los  34" a los que me quedé de mi marca más me parecen eternos.

 Hoy estoy un poco autodestructivo deportivamente hablando, lo admito. Siempre he sido muy exigente conmigo mismo, tengo la necesidad de superarme constantemente. No concibo en concepto " disfrutar corriendo" si no voy mejorando tiempos. Esa motivación, ese mejorarme semana tras semana "me pone" mucho.

Dicen que si nos caemos es para aprender a levantarnos, no? No quiero que este post parezca una necrológica ni la firma de un depresivo. Supongo que mañana ya estaré a tope, pero la realidad es que estoy deseando correr la Jean Bouin del próximo Domingo para dejar atrás el día de ayer.

Un saludo runners.